Mensaje Bienvenida-Director Regional Kairós

El SWAT de Dios

Queridísimos hermanos y hermanas en Cristo,

Es maravilloso estar en el sueño de Dios, en sus pensamientos, en sus deseos, que dichosos somos. La Palabra de Dios nos dice: “El Señor hace todo lo que quiere en los cielos y en la tierra, en los mares y en todos sus abismos” (Sal 135:6).  

Hace más de 20 años que el Señor nos dio un norte más claro en el trabajo con la juventud.  En esos años empezamos a tener Viajes de Misión, veranos en Misión (VEM), la Brecha, sectores universitarios, misiones evangelísticas, etc., todos estos inicios nos llevaron a un nuevo milenio.  Todavía resuena en mis oídos aquella profecía en Monterrey, México (1998): “Preparen mi ejército para la batalla.  En efecto, les he hablado de tiempos difíciles, de tiempos de prueba, de sufrimiento; les llamo a que preparen a mi ejército para este tiempo.  Congreguen, arenguen a mi ejército”.  

El Señor nos habló claro de prepararle un Ejército de hombre y mujeres jóvenes.  El llamado era a que los reuniéramos y que El mismo los iba a llamar, a transformar, a equiparlos para los tiempos futuros.  Ya han pasado casi 20 años de esto y hoy nuestras comunidades están llenas de estos jóvenes que son una esperanza para nuestro futuro en la EDE.  Algunos de ellos ya están sirviendo en nuestras comunidades como Coordinadores Mayores, Responsables Mayores,  Coordinadores de sectores universitarios, Encargados de Kairós, Misioneros de Kairós, Directores de Kairós, jóvenes a cargo de misiones evangelísticas importantes, siendo piezas claves en la misión de evangelizar. Un verdadero ejército para el Señor.    

Pienso que el propósito de Dios era levantar una nueva generación de discípulos, hombres y mujeres, dispuestos a seguir al maestro, a rendir sus vidas delante del Señor Jesus, de aceptarle como el único Señor de sus vidas, de tirar sus vidas delante de él, con amor, con fervor, con decisión, con valentía. ¡Bendito Dios por la generosidad de tantos jóvenes!

Los tiempos en que vivimos son exigentes, son retantes. La corriente del rio ha crecido y está  más fuerte que nunca.   Dios nos sigue llamando a ir al frente, a nadar contra esa corriente, sabe que con nuestras fuerzas es imposible, pero con su fuerza si podemos avanzar y seguir adelante.

Seguimos orando para que Dios siga levantando más hombres y mujeres, que siga derramando su gracia en la juventud presente, que sigan respondiendo con generosidad y valentía.  Dios sigue soñando con la EDE, con un Baluarte para los tiempos futuros.  ¡Cuanta con nosotros Señor!

Luis M. Bravo

Director Kairos RIA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *